domingo, 18 de noviembre de 2007

Nota en Clarin a Charly García: "El rock está dirigido por contadores y azafatos"

El músico dispara con munición gruesa. Critica desde a su hijo, Migue, hasta a Andrés Calamaro. Cuenta que en Navidad va a sacar un disco de duetos, "Tribute Yourself", en el que participan Spinetta, Mercedes Sosa y Alcón. Y que por el fallido "Kill Gil" se endeudó y vendió una casa. Charly a fondo: tómelo o déjelo.

Por: Hernán Firpo




Ese flaco que está ahí sentado con un Bloody Mary, traje Armani, corbata y el pelo mojado hacia atrás, responde al nombre de Charly García. Dice que está muy bien, gracias, y que anda viviendo unos días en el Hotel Alvear porque tiene obreros en casa. Charly parece unos de esos dandies que hay a montones en los relatos de Scott Fitzgerald. Traje, zapatos caros, perfume rico. Es un animal nuevo, o adornado, que se muestra como diciendo quiero que conozcan a otra persona. Bebe y pide que le alcancen una bandeja con bombones de nougat.

"El alma se regenera rápido", dice apuntando con uno de esos dedos que sirven para entender lo que son las falanges. Dan ganas de preguntarle de qué se trata todo esto, pero es mucho más lacio pensar que la vida resulta previsible y no ese rejunte de cosas que nos pasan mientras planeamos otras. Así que mejor pensar que García recibe al periodismo en su castillo de 80 habitaciones, uno de sus huespedes es Mauricio Macri, allá, en otra mesa, y acaba de hacerse instalar una piscina climatizada igualita a la de su amigo Mick Jagger.

Imaginate viviendo como una estrella.

Soy una estrella. ¿Cuáles son la personas más importantes del país? Maradona y yo. Siempre fui una estrella, como un genio...



Pero no me refería al cliché de estrella de rock.

Mi estilo es más Lennon. Paul McCartney, por ejemplo, es otra cosa: una súper estrella. Charlie Watts me vio y dijo "guau, you must be important".



¿Sabía quién eras?

¡Más bien! Todo el mundo sabe quién soy. Brian May (ex guitarrista de Queen) me escribió el mes pasado, soy amigo de Yoko Ono. Preguntale a James Taylor por mí, a Keith Richards...



Podríamos haber empezado la nota como hace un año y medio, tratando de saber qué pasa con "Kill Gil", el disco más anunciado de la historia del rock.

"Kill Gil" será un disco para ver.



Eso ya lo dijiste.

Siempre digo lo mismo. Me leo y digo "¿otra vez lo mismo?".



A lo mejor es culpa nuestra.

Para la Navidad van a tener un disco mío en las disquerías. No Kill Gil, se va a llamar Tribute Yourself. Un disco de dúos. Te leo el fixture -saca un papel arrancado de un cuaderno y lee-. Dúos con Spinetta, Mercedes Sosa, Sandro, Juanse, Cerati, Alfredo Alcón... Un disco doble con grabaciones que ya están hechas, mechado con conversaciones. Yo siempre llevo un grabador encima, ¿sabías?



¿Hoy lo trajiste?

Con los periodistas no lo uso. ¿Por qué Tribute Yourself? Tributate. Viste que ahora todos están con el strip tease.



¿Y qué pasa con "Kill Gil?

Alguien lo puso en el ciberespacio y es como si se hubiera abortado la idea original (ver Se viene...). Me entristece. Me indigna. Igual la gente tiene algo. No es algo terminado, pero puede disfrutarlo.



¿Y por qué no lo terminás?

Yo soy un artista. No voy a terminarlo cuando quiera la grabadora. Kill Gil lo pagué yo, me endeudé, vendí una casa y es un concepto llevado adelante con el entusiasmo de ciertos amigos.



Dijiste que estabas indignado y triste.

Indignado y triste, sí. Me entristece que a una persona que tiene más de 40 años no la dejen seguir adelante. ¿Sabés por qué pasa esto? ¿Sabés por qué mi hijo me pega? Porque no se bancan que siga produciendo.

Migue, en un nota reciente, dijo que le gustaría que haya una calle con tu nombre. Un homenaje en vida.

Mi hijo declaró que quiere más a su gato que a mí. Su madre (María Rosa Yorio) y yo hicimos todo lo posible, le dimos educación, nunca tuvo que trabajar, pero si en vez de ir a la escuela, se iba a otro lado, no tengo la culpa. Si él quería saber de drogas, me hubiera preguntado a mí.



Se dice que alguien colgó "Kill Gil" en internet. ¿Ya sabés quién fue?

Mi hijo, la grabadora, un amigo que pasaba... no sé.



¿Y la grabadora por qué atentaría contra sí misma?

Para no pagarme. Ellos me odian. Yo le dije al presidente de una compañía: "Si hago el mejor disco del mundo, ¿lo sacás?" ¿Sabés que me respondió: "No". Me quieren afuera, me contrataron a Miguelito sin consultarme y Miguelito no me lo dijo. Eso es una traición. Ahora resulta que tengo que competir con Miguelito.



¿Competís con tu hijo?

No compito con nadie. En todo caso, quieren que él compita conmigo. El hijo de Lennon no es Lennon. El hijo de Lolita Torres no es Lolita Torres. Cuando yo era chico dije que iba a ser como Los Beatles y supuse que a los 50 años la vida me iba a devolver algo. Bueno, me ha sacado todo.



¿Qué pensás del regreso de Soda Stereo?

¿Por qué me preguntás esas cosas?



Porque cuesta entender que vos no seas un buen negocio.

El rock está dirigido por contadores y azafatos. Pensar que a Daniel Grinbank lo levanté de la calle cuando repartía panfletos en Miramar, y mirá lo que es ahora.



Hace mucho que no generás una noticia musical.

¡¿Ah no?! ¡¿No me vieron tocar?! No se dan cuenta de que compongo mejor que todos, que canto mejor que todos, que toco mejor que todos. ¿Tiene que salir el disco para eso? Lo que pasa es que a los medios, además de los reality y Bailando por un sueño, lo único que les interesa de mí es si me porto bien o me porto mal.



Vos decís que hay un morbo latente: a ver si se baja los pantalones, si rompe guitarras...

Es que la guitarra, loco, la voy a romper siempre. ¡Jimi Hendrix no existió acaso? ¡Estamos todos locos! Por favor... A la gente le gusta que rompa la guitarra, que llegue tarde. Algunos quieren que me muera para que salgan todos los miguelitos y esos imbéciles... ¿Vos te crees que a Lennon lo mató un loquito suelto?



¿Y a quién por ejemplo le gustaría verte muerto?

¿A quién? Grinbank no me quiere, loco, me dejó a la miseria, sin un peso. ¿Vos no te preguntaste por qué la gente célebre tiene que irse a vivir afuera? Bueno, yo me tendría que ir.



¿Por qué no te fuiste?

Me voy a ir. Y voy a fundar el rock holando-argentino. Y que me extrañen, loco. Es así. Ninguna estrella vive en la esquina de tu casa.

Hay músicos que se fueron, volvieron y ahora les va mejor. Quizás tengas razón.

¿Quien?



Calamaro se fue y volvió.

Calamaro tendría que haber sido periodista. Say no more quiere decir "callate Calamaro". Calamaro es un tipo habilidoso, pero de ahí a buen artista. Es un copión. Mi cuarto mejor alumno.



¿Y los otros?

El tercero, Fito. En su momento fue el mejor.



¿Y el mejor quién es?

El que intenta hacer algo completamente distinto a mí.


fuente el Clarin

2 comentarios:

joan manuel dijo...

còmo jode que charly diga que està triste y desilusionado ,carajo, tamaño artista ,èl tendrìa que tener un mejor lugar por embellecernos la vida a todos , gracias por el articulo!!!

Anónimo dijo...

Gabriel: Gracias por el artículo, y coincido con joan manuel.