lunes, 5 de noviembre de 2007

A Título Personal...


Muchas veces me pregunte, ¿por qué me gusta tanto la música de Charly Garcia?, y no me estaba cuestionando nada, simplemente quería entender la genialidad de la misma.

Mis conclusiones fueron varias: la obviedad del arte que genera con su música, lo profundo de la poesía en sus letras y la fusión perfecta que ellas toman al reproducirse en un grabador.

Más allá de eso, descubrí en mí, que lo más representativo que tiene su música es que para cada ínstate de mi vida, cada situación de mi vida, siempre encontré una canción de Charly que refugiara y que me distrajera. Desmenuzando cada letra me di cuenta de que también es porque Charly paso por muchas situaciones parecidas, pero a diferencia de mi, el pudo plasmarlo en sus virtuosas canciones.

Todos tenemos un “Cuando ya me empiece a quedar solo”, un “Necesito”, o sufrimos “Los Dinosaurios”, cada uno tiene sus historias y yo encontré momentos de la mía en letras del Maestro.

Cuando Hablo de Charly, no me importa, ni me refiero a su personaje público, sino al que se sienta el piano a escribir y componer “Quizás por Qué”, no me importa resaltar los errores simplemente admirar las virtudes, aferrarme a eso que es lo que realmente rescato de Charly.

Tuve la suerte de poder regalar “Semianre”, y también de descontrolarme con “Cerca de la Revolución”, Muchas veces refugiarme en “Seru Giran” o “Sui Generis”, y poner de principio a fin 9 veces seguidas el “Unplugged”.

Por todo esto.

Gracias Genio!!!