viernes, 26 de octubre de 2007

Charly Vuelve a Ser Noticia


BUENOS AIRES (AFP) — El legendario roquero argentino Charly García volvió a ser noticia en la crónica policial por intentar derribar a patadas la puerta de un local nocturno de Buenos Aires tras enterarse de que habían suspendido su espectáculo, mostraron imágenes de la televisión.

El incidente ocurrió en la noche del martes, un día después de registrarse una gresca entre músicos de su banda y personal de seguridad del local, pelea en la que el excéntrico García también resultó herido.

El autor del hit de los años 80 'Demoliendo hoteles' había llegado en una limusina negra al local 'La Trastienda', en el barrio porteño de San Telmo, y comenzó a patear la puerta metálica cerrada ante varias cámaras de TV que aguardaban su llegada. Los organizadores habían cancelado la función a raíz de la pelea de la noche anterior.

Charly, de 56 años, debía dar el martes el último de una serie de conciertos de presentación de su último disco, 'Kill Gil', en irónica alusión a la película 'Kill Bill', del cineasta estadounidense Quentin Tarantino. "Encima que me pegan me suspenden el show", se quejó furioso el músico, cuando un grupo de sus seguidores le informó de que el concierto había sido cancelado.

El artista apareció con el rostro pintado de azul y rojo y visiblemente hinchado por los golpes que dijo haber recibido la noche anterior por parte del personal de seguridad de 'La Trastienda', aunque aclaró que no pensaba denunciar la supuesta agresión. "Me pegan a mí porque tengo talento. Les digo a mi ejército que rompan todo. A este lugar, loco, lo tienen que demoler", gritó Charly antes de ofrecer una botella de champaña a sus fanáticos y abandonar el lugar en el lujoso vehículo, donde estaba sentada una mujer vestida con atuendos tradicionales de la religión musulmana.

En la serie de recitales que Charly presentó en las últimas semanas bajo la consigna 'Olvidate del rock nacional', una enigmática mujer con velos aparecía junto a él en el escenario. La mujer escribía en ese momento con pintura en aerosol en una placa de acrílico la frase 'Y nadie es feliz'.

El primer incidente en que se vio envuelto el talentoso músico se desató la noche del lunes, cuando García inició su concierto cuatro horas más tarde de lo previsto y luego pretendió extenderlo hasta la noche del martes, lo que fue impedido por los organizadores. "Voy a seguir tocando toda la noche. Voy a tocar 24 horas. Voy a hacer historia", había desafiado Charly, antes de enfrascarse en una pelea que envolvió a sus músicos y los empleados del local, de la que García salió sangrando de la boca y la nariz.

El ex líder de legendarias bandas como Sui Generis y Serú Giran se ha hecho tan famoso por su talento musical como por haber protagonizado numerosos escándalos en su extensa carrera, entre ellos incidentes con periodistas, peleas y destrucciones de instrumentos en el escenario.

Una de sus hazañas mediáticas más difundidas fue tirarse con escasa ropa desde un noveno piso de un hotel a una piscina en la provincia argentina de Mendoza (oeste), mientras la figura de un delgadísimo Charly en caída era grabada por TV.