jueves, 25 de octubre de 2007

Murio Un Grande, Murio Oscar Moro


El músico Oscar Moro, de larga y reconocida trayectoria en el rock argentino donde integró, entre otras bandas, Los Gatos, La Máquina de Hacer Pájaros, Seru Girán y Riff, falleció esta mañana a los 58 años de edad, en su casa del barrio porteño de Palermo.

"Hacía rato que estaba mal de salud, y su fallecimiento puede haber sido producto de una hemorragia por la úlcera que tenía", confirmó a la agencia de noticias Télam su hijo Juan. El hijo de Moro indicó que la familia aún no determinó cuándo ni dónde los restos de su padre serán velados e inhumados.

Nacido el 24 de enero de 1948 en la ciudad de Rosario, Moro debutó a los 18 años tras el bombo y los parches de Los Gatos, ya entonces convertida en una agrupación fundacional del rock en español que liderada por Litto Nebbia registró media docena de álbumes hasta su separación en 1971.

Junto a su prolífico e inspirado coterráneo, Moro se integró al efímero cuarteto Huinca con el que registró una única placa en 1972 y, enseguida, reemplazó a David Lebón en la batería del trío Color Humano y apuntaló el giro más rockero de la formación también conformada por Edelmiro Molinari y Rinaldo Raffanelli.

Pese a ese apego por la potencia rockera, el batero se asomó a una rítmica más latinoamericana y candombera para estar a la altura de la sinfónica sonoridad de La Máquina de Hacer Pájaros, proyecto que hacia 1976 lo conectó con Charly García y que lo tuvo como baluarte en los registros de La Máquina de Hacer Pájaros (1976) y Películas (1977).

En sintonía con Charly -que valoró la precisa explosión con que Moro era capaz de rockear- el baterista se acopló al guitarrista David Lebón y Pedro Aznar para integrar Seru Girán, considerada como una de las más brillantes expresiones rockeras en la Argentina. El conjunto publicó Seru Girán (1978), La grasa de las capitales (1979), Bicicleta (1980), Peperina (1981) y No llores por mí, Argentina (1982).

Al finalizar su experiencia con Serú, su búsqueda estética lo vinculó con Beto Satragni -mentor del combo de fusión Raíces- para conformar un dúo que en su único disco ( Moro-Satragni , en que participaron, entre otros, Luis Alberto Spinetta, Charly García y Lito Epumer) planteó las bases de lo que varios años después se llamaría "rock latino".

Sin detenerse ante la fugaz vida del dueto, su vida profesional adquirió un nuevo giro rítmico que exhibió su ductilidad interpretativa al ser convocado para una de las tantas vueltas de Riff en 1985.

El reencuentro con Pappo (con quien había compartido un tramo de la historia de Los Gatos) para Riff VII no terminó bien, y Moro abandonó prontamente el combo pesado que, debido a otras disputas internas, volvió a disolverse a la brevedad.

Entonces Moro anduvo sonando como invitado de variadas propuestas hasta que una suculenta oferta económica revivió a Serú Girán hacia 1992. Lejos de aquella gloria pero con un impacto capaz de movilizar multitudes, el sueño del regreso duró poco y Moro se dedicó a trabajar como baterista de León Gieco y Nito Mestre, entre otros cantautores.

Uno de sus proyectos grupales conocidos dentro del rock, dató de 2002 y se llamó Revolver que lo vinculó con Sergio Nasif, Chino Pérez, Emma Heslop y Ariel Rodríguez.

Fuente: Rolling Stone